Instagram | Twitter | Sígueme

conectar

Las tecnologías nos han llevado lejos, nos han enseñado mucho y nos han facilitado muchísimo las cosas. Vivimos en una dependencia tecnológica brutal, usamos los teléfonos móviles o los ordenadores para absolutamente todo. Vivimos por y para las redes sociales, constantemente conectadas, esclavas de la inmediatez. Y sí, la tecnología nos ha dado mucho... pero siento que a veces me quita más de lo que me da. 





Por ello, la semana pasada decidí apagar el WhatsApp durante cinco días. Un reto personal que necesitaba para darme cuenta de cuan adicta soy y de lo innecesario que es. Lo eché de menos a ratos, pero me di cuenta de que no es para nada necesario estar todo el día conectada. Es algo obvio, y lo sabía antes también, pero vivir la experiencia me ayudó mucho más. He desconectado de las redes sociales para conectarme conmigo misma, y creo que lo voy a hacer muchísimas más veces. 




Aproveché estos días sin whatsapp para estar en plena naturaleza. Ir al monte, ver el mar; son dos de las cosas que más me gusta hacer, sentir el sol en mi piel, escuchar las olas del mar, los pajaritos cantar... Podría estar horas y horas contemplando el maravilloso planeta en el que vivimos. Disfruté muchísimo de la naturaleza, y espero poder seguir haciéndolo muchísimo tiempo más. Esto me da la Vida. 





1 comentario:

  1. Viví por Twitter esa semana que tuviste, y me pareció muy valiente. Yo lo único que he hecho es estar desconectada del móvil durante dos días (pero de Internet, y el blog, y Twitter de vez en cuando y alguna otra cosa no pude, es cierto que para cualquier cosa lo necesitas) y también tengo intención hacerlo más. Me sentó bien para desconectar, pero sobre todo conectar conmigo misma, con la vena creativa que tenía dentro. De alguna manera supe gestionar mejor mis emociones y crecí mucho más en esos días que en meses estando "conectada" al móvil. Y eso que adoro Internet y las redes sociales.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

únete