Instagram | Twitter | Sígueme

¿Quién quiero ser?

En esta entrada me gustaría hablaros de las metas y objetivos de la vida. Así dicho suena muy aburrido y pereza, pero llevo un tiempo dándole vueltas a mi cabecita a eso... 

¿Hacia dónde voy? 
¿A qué voy?

Ir sin rumbo, probando, viviendo la vida... está muy bien, queda muy hippie decir que eres así y cuando te salen las cosas bien es como la mejor alternativa de la vida. Pero... no. En los últimos años me he dado cuenta de lo importante que es marcarte unos objetivos, una meta. Pero sobre todo he aprendido a no obsesionarme con esos objetivos. 

La vida es como organizar un viaje. Puedes organizar un viaje con todas las excursiones cerradas y alojándote en un hotel cinco estrellas; o puedes organizar un viaje sin cerrar excursiones y acampando donde se pueda. Pero si algo tienen en común estas dos formas de viajar, es que sabes a dónde vas y qué cosas quieres hacer/ver. Y en la vida también es muy importante tener claro eso. 

¿A dónde quiero llegar?
¿Quién quiero ser?

Éstas son preguntas muy difíciles, de esas que necesitan mucha reflexión y que la respuesta nunca te contenta al 100%. Pero son preguntas necesarias. A mí me sirven para saber dónde estoy y hacia dónde voy, para visualizar el camino y confiar en que lo voy a conseguir. 





Hay que tener claro que quizás después de llevar un tiempo en el camino, éste se desdibuja y aparece otro... y es igual de válido. Lo importante es no andar como pollo sin cabeza, tener algo al final que quieras conseguir; sea por un camino o por otro. Quizás el primer camino que trazaste no fue el más adecuado, y la experiencia te ha demostrado que es mejor cambiar de camino, así que ¡cámbialo! No tengas miedo. 

"El miedo se pasa pasando miedo"
Beatriz Esteban

Son las cosas que yo me repito continuamente, para no parar, para no rendirme, para seguir creyendo que después del camino hay algo. Y cada vez estoy más convencida de ello. Cada una de nosotras tenemos un camino diferente a seguir, pero todas lo podemos conseguir y marcando la meta pero sobre todo el camino, es más fácil. 



Como a todas, hace tiempo me preguntaron qué quería ser de mayor. Contesté profesora, como mi Ama; contesté psicóloga, para ayudar... y finalmente me decidí por Trabajadora Social. Por querer ayudar y por creer fielmente en que un mundo mejor es posible, juntas y recorriendo un camino común. Muchas veces me he cuestionado si elegí bien, si debería haber optado por Psicología o Educación... y tengo otros momentos en los que estoy muy segura de la elección que hice. De nada sirve arrepentirse o querer echar para atrás, porque por ahora aún no han inventado la manera. 

Así, soy Trabajadora Social y quiero seguir siéndolo, quiero ejercerlo y quiero aportar mi grano de arena a la construcción de un mundo mejor. Por esto y por mucho más, escribo este blog. Para seguir marcándome objetivos, trazar mi camino e inventarme nuevas metas adonde llegar. 

¿Viajamos juntas?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

únete