Instagram | Twitter | Sígueme

volver a donde todo empezó

Necesitaba alejarse del ajetreo de la ciudad, de las aglomeraciones, de las prisas, de los ruidos... Las últimas semanas habían sido muy intensas, en todos los ámbitos de su vida. Laura se sentía agotada, física y mentalmente. Sobre todo mentalmente. Así que metió un par de mudas, camisetas y libros en una bolsa... y se marchó a la casa del pueblo. 






(4) underwater.

Cierro la puerta a mis espaldas, echo el cerrojo y me dejo caer.
Sola, por fin.
Entre estas cuatro paredes sí puedo ser yo, completamente yo. Abro el agua para que se vaya calentando y me desnudo.
Observo el reflejo que me devuelve el espejo y me busco. A veces, sin darme cuenta, una lágrima se desliza por mi mejilla y cae. Sin alterar nada, sin sacar ruido; sigilosa y pequeña como me siento yo en ese momento.
¿Quién soy? ¿Dónde estoy? ¿Quién es esa persona que me mira desde el espejo?

Entro a la ducha y bajo el agua me quito esa máscara de suciedad que siento que llevo y me pesa, y las lágrimas se mezclan con el agua que cae sobre mí.
Es el momento de echarlo todo, quitarme esa mascara y reconciliarme conmigo misma.
Bajo el agua, fundiéndome entre el vapor, el aroma del jabón y la música; conecto otra vez conmigo misma, con mi yo interno, con mi yo más vulnerable.
Y salgo como nueva. Bajo el agua, siento que todos mis males y las energías negativas del día se van... no limpio sólo lo externo, aprovecho también para limpiar lo interno.
Terapia bajo el agua. 


(3) Veneno.

Esa mirada penetrante, ese cabello despeinado y esa sonrisa pícara... 
¡Cuánto me gustaban!

Tu cercanía me hacía temblar, tu voz, tus manos... estaba dispuesta a darlo todo, a dar mi vida, por tu felicidad, por tu bienestar. Y así lo hice.

Eso te gustaba, incluso lo exigías.
Y lo conseguiste, me conseguiste.


Lo hacía todo por y para ti, necesitaba tu beneplácito para absolutamente todo... Me dijeron que así era el amor, que así demostraba todo lo que te quería, que era mucho.
Pero...
entonces...
¿por qué tú no hacías lo mismo? 
¿por qué tú no demostrabas tu amor de esa manera?


Exacto. Porque eso no era amor y tú, si me querías, lo hacías mal. Muy mal.
Fuiste veneno. 

Veneno que aún corre por mis venas... veneno que estoy combatiendo con antídoto y lucha. Veneno que no consiguió, ni conseguirá, matarme.

Y espero que no lo haga con nadie.



                                

Y hoy, os dejo esta canción que me ha venido a la cabeza al leer que la palabra de hoy era veneno:

https://www.youtube.com/watch?v=SBYO1ZfxxSM




#Wordtober (1) (2)

Las dos primeras palabras son: 

rápido y dividido.

Y lo primero que me viene a la mente es Catalunya y el día de ayer, 1 de octubre. Y no, no porque piense que son unos separatistas... sino por todo lo contrario.

Es un pueblo que ha querido alzar la voz, que pide opinar pacíficamente, decidir libremente. Pero la respuesta que reciben es "intervención de las fuerzas de seguridad compensada".
No, Catalunya no está dividida y ayer lo demostró. Me quedo con la humanidad y solidaridad de civiles, bomberos y Mossos, de la prensa internacional y de movilizaciones en ciudades y pueblos euskaldunes, españoles y europeos.

Rechazo, absolutamente, todo tipo de violencia y abuso. ¿Divididos? Sí, estamos divididos entre los que ejercen su poder a golpe de porra respaldándose en una Constitución que tiene 39 años y que fue escrita en una época y un contexto concretos que no tienen - o no deberían tener - cabida hoy.

Ayer no se hizo campaña por la independencia, ayer se hizo una consulta al pueblo catalán; mal que le pese al gobierno central. Y quienes pudieron, mejor dicho, a quienes se les permitió, pudieron votar. Y se votó en blanco, nulo, sí y también se voto que NO a la independencia, porque para eso preguntaron; para que cada catalana y cada catalán pudiera, pacífica y libremente, ejercer su derecho a opinar, a expresar, a votar. Pero no. No lo pudieron hacer pacíficamente, y no precisamente por el pueblo catalán.

Desde aquí, quiero mostrar mi tristeza ante la deshumanización y la ceguera selectiva de algunos. Y quiero aplaudir al pueblo catalán por la solidaridad y humanidad que mostró ayer, siendo pacíficos frente a las agresiones, entregando claveles mientras eran apuntados con porras.

Ayer ganasteis muchísimo, y la independencia o no será un proceso largo. Pero ayer ganasteis en solidaridad, en humanidad, en amor, en comunidad.

Gracias por la lección de ayer Catalunya. 

Catalunya, estic amb tu. 🌹




(Y sé que esto no es un relato, pero habla de la división y lo he escrito con rapidez. ¿Me lo dais por válido?)

¿wordtober?

Llevo varios días viendo el movimiento del inktober por las redes, movimiento que conocí el año pasado y me pareció una iniciativa preciosa. Y me da envidia, mucha envidia la gente que dibuja tan bonito y tan real... y ojalá algún día pueda hacerlo, pero no tengo ganas ni capacidad para hacer 31 dibujos... así que me he propuesto seguir la lista del inktober pero escribiendo, basándome en esa idea. 

No sé qué saldrá de aquí, no sé si podré hacerlo todos los días... pero aunque no pueda publicar, espero poder escribir (y compartir más adelante) durante este mes de octubre.

Os animo a todxs a escribir, dibujar, cantar o a hacer lo que más os guste siguiendo este tipo de movimientos tan bonitos. Hagamos arte, expresémonos y unámonos por cosas bonitas, que falta nos hace.

Este es el inktober de este año:




¿Os animáis?





LA COPA MENSTRUAL: ¿Qué es? + Mi opinión.

Llevo un tiempo pensando en escribir sobre mi experiencia con la copa menstrual. ¿La qué? Diréis algunas. Sí, efectivamente por esto es por lo que me he decidido a escribir sobre ello y es que ¡no hay información en casi ninguna parte! Y como siempre, la razón es el dinero. 

Supongo que la mayoría utilizaréis tampones y compresas. Y yo hasta hace dos año aproximadamente también usaba tampones, las compresas las he odiado siempre… Pero descubrí la copa menstrual y me pareció una puta maravilla. Así que aquí os vengo a hablar de ella:


por favor, decide vivir

"Sara Soler se odia."

Contraportada del libro "Seré Frágil" de Beatriz Esteban.


"La guerra no ha hecho más que comenzar. Una guerra en la que, para sobrevivir, Sara tendrá que luchar contra sí misma."

¿Te sientes identificada con Sara Soler? ¿Te sientes insuficiente? ¿Te duelen tus pensamientos? ¿Te duele la vida? 

Pide ayuda. 
No mereces este dolor.


un golpe de realidad

Quisiste poder con todo, creíste poder ser una superwoman; pero te metiste la ostia de tu vida. Seguiste aferrándote a ese deseo, pegándote contra la misma pared una y otra vez... haciéndote daño sin sentirlo, sin darte cuenta, sin frenarlo.

Y te rompiste.


nueva etapa

Septiembre 2017.
Siempre he sido de las que celebran el año nuevo dos veces: uno en enero, por regla; y otro en septiembre, por sentimiento. Sí. Siento que el año empieza en septiembre porque es cuando se vuelve a los estudios/trabajo, porque hemos tenido todo el verano para descansar y reflexionar. 

Septiembre es una nueva oportunidad. Una oportunidad para romperlo todo, para empezar de cero, para reafirmar o reformular los propósitos que nos hicimos en enero. Septiembre es, sobre todo, novedad. 

¿Qué me dirías si te digo...?

Llevo unos días leyendo en las redes sociales la indignación por ciertas teorías que sueltan las influencers como si fueran verdades absolutas y únicas, como doctrinas a seguir sin darse cuenta en cuánta gente (sobre todo niñas y adolescentes) les sigue con los ojos cerrados. 

Y sí, estoy de acuerdo. He escuchado verdaderas aberraciones de influencers que me han asustado muchísimo... Que soy la primera que aboga por el libre pensamiento, pero hemos de cuidar nuestras palabras. Más si hacemos pública nuestra opinión. Y muchísimo más si nos siguen millones de personas que no tienen criterio para negar lo que su ídolo dice. 

Yo no soy influencer, pero quiero dejar mis opiniones plasmadas, quiero intentar crear una comunidad positiva, que luche por un bienestar común y por el Amor. Aprender a cuidarnos, respetarnos y aceptarnos; entre nosotras y también a nosotras mismas. Estoy harta de tanto odio, tanta separación, tanta lucha y tanta competición. 

¡Unámonos, juntas podemos hacer grandes cosas!
(más grandes que si las hiciésemos solas, quiero decir)


Bullet Journal (I)

En este post quiero hablaros de un método de organización que seguro que muchísimas conoceréis: el Bullet Journal. Esta técnica me conquistó desde el primer momento, sobre todo porque empecé a seguir cuentas en instagram que hacían unos bullets preciosos. Claro que yo... en fin, no me acerco ni un poquito a esas obras de arte, ¡pero se hace lo que se puede!



Lo bueno de este método es que te organizas a tu manera, con las listas y los apartados que tú necesites. Es lo que más me gusta, porque yo soy de las que no sabe para qué son la mitad de las páginas de las agendas tradicionales... Así que hacerme mi propia agenda es una muy buena solución. 

Consiste, simplemente, en tener un cuaderno, lápiz y bolígrafos o rotuladores de los colores que más rabia te den. ¡Y fin!